91 411 55 53
informacion@acaya.es

Campus de Robótica

Blog y Noticias del Campus de Robótica
8 Jul 2017

Hacia la “modularidad” en la robótica

Su nombre es Víctor Mayoral Vilches, tiene 28 años, y acaba de ser nominado a los premios ‘Innovators Under 35’. Este ingeniero alavés especializado en robótica creo con 24 años Erle Robotics, que fue adquirida dos años después por la multinacional suiza Acutronic Robotics, es el impulsor y líder tecnológico del Hardware Robot Operating System (H-ROS), un proyecto financiado entre otros por una agencia del Pentágono norteamericano que busca desarrollar una infraestructura estandarizada de software y hardware.

Mayoral trabaja ahora en un proyecto internacional basado en crear piezas que puedan reutilizarse en diferentes robots, algo que abrirá la puerta a universalizar el sector para que el gran público pueda manipularlos con unos conocimientos básicos.

La premisa de esta iniciativa es crear de forma sencilla componentes para robots que sean reutilizables y reconfigurables, lo que él define como la “modularidad en la robótica”, de forma que desde brazos hasta sensores puedan ser intercambiados entre diferentes tipos de robots, algo que hasta ahora apenas se produce.

En una entrevista concedida a EFE, el ingeniero español aventura que su sistema podría permitir que cualquier persona con un conocimiento muy básico de lo que es un sensor o un motor pueda interactuar directamente con robots y hacer una reparación o una reprogramación sencilla para diferentes tipos de tareas.

“El mercado emergente de la robótica necesita algo así”, ya que actualmente “muchos de los componentes industriales tienen un alto coste” y las piezas y máquinas de cada fabricante no son compatibles con otras marcas. A ello se suma el problema de que “esos robots son para un uso concreto” y cuando ya no sirven para ese proceso “no se pueden reconfigurar”, explica.

Esto se debe a que “no es posible acceder al software y adaptarlo para nuevos usos”, algo que los ingenieros del sector industrial “llevan criticando desde hace mucho tiempo” ya que piden que los autómatas “permitan la reconfiguración, la reutilización de componentes y una mayor facilidad de programación y uso”.

La apuesta de este joven y experto genio merece todo premio. Esperemos gane, porque su victoria significará que gana la robótica social y educativa.

Imagen: es.cigtr.info